Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
hamburger overlay

Considerando utilizar una microinfusora de insulina

 
Cuatro buenas razones para considerar utilizar una microinfusora de insulina
Como tantas preguntas que nos hacemos, “ser o no ser” partidarios del uso de una microinfusora de insulina tiene muchas respuestas correctas. Ciertamente es una herramienta importante para el manejo de la diabetes. Si usted está pensando en cambiar a una microinfusora de insulina, le recomendamos analizar estos puntos junto con su médico.
 
  1. Control de la glucemia. Debido a que las microinfusoras de insulina imitan la manera en que un páncreas sano suministra insulina, su uso puede contribuir a optimizar el control de su nivel de azúcar en sangre y a reducir los episodios de hipoglicemia.1 (Y para las personas que viven todos los días con diabetes, hasta la más mínima mejoría puede valer la pena). Con una microinfusora, las dosis de insulina pueden adaptarse en forma exacta a las actividades y necesidades de las personas en el transcurso del día y también pueden ser particularmente útiles cuando se enferman. Sin embargo, si busca aprovechar al máximo la microinfusora de insulina, necesitará ser dedicado: deberá monitorear el nivel de glicemia, contar los carbohidratos y calcular las dosis de insulina durante las comidas para mantener el equilibrio necesario.
  2.  Dosis exactas de insulina durante las comidas. Hoy en día muchas microinfusoras de insulina tienen contadores incorporados que calculan las dosis de insulina según los niveles de glicemia, los carbohidratos que se ingerirán en un momento determinado y la insulina que ya fue suministrada a su cuerpo. Esta precisión en la selección de la dosis también puede mejorar el control de la glicemia.2 
  3.  Menos pinchazos que inyecciones. Esta es una consideración importante. Algunas personas prefieren utilizar un set de infusión cada 2 o 3 días en lugar de administrarse inyecciones varias veces por día. Los sets de infusión actuales cuentan con agujas ultra finas y ofrecen una variedad de diseños que se adaptan prácticamente a todos los individuos, incluso niños y personas delgadas y atléticas.
  4.  Libertad. Algunas personas se preguntan si tener un dispositivo médico conectado físicamente a sus cuerpos no es una limitación. En realidad, algunas personas se sorprenden al descubrir que la microinfusora de insulina les brinda más libertad y flexibilidad, ya que pueden comer cuando quieren y pueden disminuir la administración de insulina cuando están más activos.
Entonces, ¿qué es lo mejor para usted? Básicamente, eso depende de lo que piensen usted y su médico. Si usted cree que la idea de una microinfusora de insulina es interesante, consulte con su médico para determinar si es un buen candidato para recibir tratamiento con una microinfusora de insulina.
 
¿De que manera las microinfusoras de insulina imitan a un páncreas sano?
El tratamiento con microinfusoras de insulina imita casi en forma exacta el mecanismo de un páncreas sano mediante la administracion flexible de dosis de insulina "basal" durante todo el día, más un "bolo" adicinal de insulina durante las comidas, según los carbohidratos que usted ingirió.
 
110 gramos. Gran control
Las microinfusoras de insulina tienen casi el mismo tamaño que un teléfono celular y permiten un mejor control durante las comidas, las distintas actividades que realiza, y tambien en esos dias cuando duerme hasta más tarde.

Referencias:

1 International Diabetes Federation (IDF). (2013). Debate - insulin pump therapy: a matter of choice?. Diabetes Voice 58(1). Recuperado de  https://www.idf.org/component/attachments/attachments.html?id=438&task=d...

2 Ziegler, R. MD, Cavan, DA. MD, Cranston, I. MD, Barnard, K. CPSHYCOL - AFBPSS, Ryder, J. RGN, Vogel, C. DDB, ... Wagner, R. DVM PHD. (2013). Use of an insulin bolus advisor improves glycemic control in multiple daily insulin injection (MDI) therapy patients with suboptimal glycemic control: first results from the ABACUS trial. Diabetes Care 36. 3613-3619. Recuperado de http://care.diabetesjournals.org/content/36/11/3613.full.pdf

 

Compartir

Archivado como: